PUERTA BATIENTE

PUERTA BATIENTE

Las puertas automáticas batientes son aquellas en las que se instala un brazo batiente que permite abrir la puerta en un ángulo de 90º, pueden ser de una o dos hojas, lo que permite su adaptación a diferentes espacios. Los materiales más frecuentes para las puertas batientes de garaje son galvanizados, aluminio, acero, imitación a madera, etc. Los motores batientes funcionan mediante un mando a distancia de garaje pero en caso de emergencia o corte de luz pueden abrirse o cerrarse de forma manual.

PUERTA CORREDIZA

PUERTA CORREDIZA

Puertas automáticas de garaje corrediza necesitan más fachada para su instalación por lo que suelen instalarse en vallados y áreas grandes de paso ya que hay que disponer del espacio suficiente para que la puerta pueda realizar el recorrido de apertura completo Se desplazan de un lado al otro, abriendo o cerrando la entrada mediante rieles por los que discurren las ruedas inferiores de la puerta, y guías superiores que sirven para mantenerla en posición vertical.

Son muy comunes como cancelas de acceso a la casa y se automatizan fácilmente. Para la automatización de una puerta corredera es necesario un motor adecuado al peso de la puerta, una cremallera atornillada a la cancela y topes fotoeléctricos de cierre y de final de carrera.

PUERTA CORREDIZA ARTICULADA

PUERTA CORREDIZA ARTICULADA

Puerta corrediza electromecánica o manual, está compuesta por varios paneles metálicos articulados que facilitan el recorrido circular de la misma de forma lateral.

Todas las puertas pueden ser operadas de manera manual o automatizadas, para esta última opción es necesario realizar la instalación de un motor o brazos según corresponda (receptor) operados de manera remota con controles (trasmisores) o celulares, también está la opción de operar la automatización de manera local con pulsadores.

PUERTA LEVADIZA

PUERTA LEVADIZA

Las puertas levadizas, contrapesados o de contra, maximizan el espacio lateral pero minimizan el superior. A diferencia de las seccionales, estas pueden tener adosada una puerta en la totalidad de los casos.

Pueden o no tener saliente (el portón queda en parte hacia el exterior al abrir) de acuerdo a la ubicación que tengamos del garaje y del espacio público.